30/8/10

Hemorroides: Desinflamar Hemorroides

Las hemorroides son dilataciones de las venas de los plexos venosos del recto o del ano que se convierten en varicosidades (similares a las varices en las piernas).También son conocidas como varicosidades anales.

Ocasionan comezón, dolor, sangrado y muchas molestias cuando están inflamadas.

Es uno de los padecimientos más frecuentes en las sociedades occidentales, ya que se calcula que cerca del 80% de las personas experimentarán hemorroides en algún momento de sus vidas y, aunque no se considera un problema de salud peligroso, afecta el bienestar de quienes las sufren.

Es más frecuente en los hombres, en personas mayores de 40 años y en mujeres embarazadas.

En el canal anal existe una red de vasos sanguíneos unidos entre sí, que está integrada por el plexo hemorroidal interno y el plexo hemorroidal externo. El primero, forma una especie de "almohadillas" que, en reposo, actúan como válvulas de cierre del canal anal y contribuyen al control de la continencia fecal, sobre todo de los gases y líquidos que se forman en el intestino grueso.

Estas venas que transportan la sangre de la zona anal, se expanden o dilatan al defecar y después se contraen de forma natural; pero cuando se presionan y cargan demasiado, se inflaman y a la vez presionan los nervios circundantes, provocando dolor, comezón y molestias.

Los dos tipos de hemorroides, las externas y las internas, son muy comunes, aunque las externas tienden a ser más dolorosas y las internas sangran con mayor facilidad. Las internas se localizan arriba del conducto anal y están cubiertas por mucosas. Las externas son las de plexo inferior, se sitúan por debajo de la unión anorrectal y están cubiertas por piel exterior.

Ante cualquier molestia o dolor, es necesario consultar al médico, para que descarte otro tipo de problemas y controle las hemorroides antes de llegar a cirugía.

La comezón y el sangrado pueden deberse también a colitis, diverticulitis, pólipos en el colon y cáncer de colon o rectal.

Causas:

• Los causas más importantes en la aparición de hemorroides suelen ser el estreñimiento y los malos hábitos a la hora de defecar (hacer mucha presión).

• La herencia también influye; si padres o abuelos padecieron de hemorroides, puede que exista mayor riesgo de tenerlas.

• El embarazo en las mujeres, debido al esfuerzo para dar a luz, puede producir hemorroides, y normalmente desaparecen tras el parto.

• El estar mucho tiempo de pie, o cargar mucho peso, puede empeorar los síntomas.

Síntomas:

• Lo más común es emitir sangre roja por el ano, en forma de gotas en el inodoro o en el papel higiénico. En general, el sangrado es escaso.

• En las hemorroides internas (las más frecuentes) el sangrado no se acompaña de dolor. Las hemorroides externas si pueden doler.

• En ocasiones las hemorroides pueden descender desde el interior del ano, salir y tener dificultad para volver a su posición original. Es lo que se llama prolapso. Aparece un bulto en el ano, que se acompaña de intenso malestar y dolor.

• Cuando se restablece la posición normal, pueden producir comezón y quemazón a nivel anal, sobre todo a la hora de defecar o limpiarse ell ano.

Tratamiento:

Ante todo hay que recurrir al médico.

Durante las crisis se deben adoptar los siguientes recaudos:

• Baños de agua tibia-fresca (3-4 al día), durante 10-15 minutos.

• Bolsas con hielo.

• Cremas antihemorroidales, durante un tiempo limitado (no más de 5-7 días, porque pueden provocar más sangrado.

• Analgésicos.

• En la defecación:

1. Evitar reprimir el deseo de ir al baño.

2. Realizar una deposición al día, evitando las diarreas.

3. Abstenerse de permaneceren el baño durante demasiado tiempo (para no hacer esfuerzos).

4. Si las hemorroides se prolapsan (se salen del ano), lo mejor es intentar devolverlas a su posición habitual haciendo una leve presión con el dedo.

5. Para la limpieza es mejor toallitas húmedas o hacer baños de agua tibia tras la deposición.

Prevención

A efectos de que no vuelvan a molestar, es necesario un cambio en los hábitos de alimentación. Es fundamental eludir el estreñimiento con el consumo de ciertos alimentos y líquidos:

• Aumentar la cantidad de fibra en las comidas (frutas frescas, verduras, pan, cereales).

• Beber líquidos: de 2 a 3 litros al día (zumos, sopas, no consumir alcohol).

• Realizar algo de ejercicio diariamente.

Cirugía: Hay diferentes técnicas.

• La ligadura en banda que consiste en poner un anillo de goma alrededor de las hemorroides y éstas poco a poco van "deshaciéndose".

• La hemorroidectomía que extrae las hemorroides.

• Coagulación con láser, esclerosadas a través de inyecciones.

¿Cómo curé las hemorroides naturalmente en 48 horas? Lea este artículo totalmente ahora. Ponga un fin a la molestia y a la vergüenza inmediatamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada